Jump menu

Main content |  back to top

De instalación rápida y sencilla, los tanques a granel se han convertido rápidamente en la manera más económica de disfrutar las ventajas del GLP.

Los tanques de GLP son pequeños, compactos y constituyen el núcleo del sistema del gas. Estos tanques de almacenaje subterráneo o en superficie son recargados periódicamente por los camiones tanque que realizan el suministro.

Shell Gas (LPG) instala los tanques a granel en total cumplimiento de las normas locales de Salud y Seguridad. Nos aseguramos que los tanques estén a una distancia ideal del edificio, ubicados de la mejor manera para evitar averías accidentales y con fácil acceso para los vehículos que efectúan las recargas de GLP.