Jump menu

Main content |  back to top

Cerámica
El GLP de Shell es un combustible ideal para hornear piezas de alfarería y cerámica, que pueden ser perjudicadas por el hollín que producen otros combustibles. Además, el GLP proporciona un calor regulable. 


Asfalto

El GLP de Shell es ampliamente utilizado para el calentamiento de asfalto en el lugar de la obra, ya que no necesita bombeo y se lo regula con facilidad. Se lo puede quemar bajo una cubierta que concentra el calor en la superficie de la calle y es sencillo monitorear las temperaturas exactas que se necesitan.