Jump menu

Main content |  back to top

Para ayudarlo a garantizar un entorno seguro cuando utiliza el GLP de Shell, ya sea propano, butano o mezcla, le dejamos aquí unas pequeñas recomendaciones de seguridad:

  • El GLP es inflamable, como todos los combustibles derivados del petróleo. Se lo debe almacenar lejos de fuentes de ignición, en un área bien ventilada.
  • El vapor de GLP es más pesado que el aire. Cualquier pérdida va al suelo y se acumula cerca del piso.
  • En caso de pérdida, el GLP se detecta por el olor típicamente desagradable del gas.
  • El GLP provoca el deterioro de la goma natural y de algunos plásticos. Utilice exclusivamente mangueras y demás equipos especialmente diseñados para el GLP.
  • Aunque el GLP no es tóxico, la inhalación excesiva es sumamente peligrosa. Tenga respeto por el GLP.