Jump menu

Main content |  back to top

Autoelevador.

El funcionamiento de los montacargas con GLP ofrece una cantidad de beneficios.

Apto para el traslado de productos sensibles

Dado que el GLP de Shell es de combustión más limpia, es mejor para el traslado de productos sensibles a la suciedad y a los olores.

Funcionamiento silencioso

Los autoelevadores que utilizan el GLP de Shell producen escaso ruido durante el funcionamiento, lo que genera un ambiente de trabajo más agradable cuando se los utiliza en espacios internos.

Versatilidad

Los autoelevadores que utilizan GLP pueden trabajar tanto en espacios internos como externos, lo cual elimina los costos, inconvenientes y las consecuencias en salud y seguridad de tener en funcionamiento dos equipos distintos.

Rápido reabastecimiento

La recarga de GLP en los autoelevadores que lo utilizan es muy rápida, lo cual elimina el tiempo muerto innecesario y los hace ideales para el funcionamiento ininterrumpido.

Reducción de costos

El uso del GLP de Shell ofrece gran ahorro de combustible y bajos costos de mantenimiento, lo que reduce los gastos operativos diarios.

Potencia y disponibilidad

El GLP de Shell tiene alto valor calorífico y por lo tanto aporta la potencia necesaria para el traslado de cargas pesadas. Los principales fabricantes de autoelevadores de todo el mundo ofrecen modelos que funcionan con el GLP de Shell.

Almacenamiento
Shell Gas (LPG) brinda soluciones de almacenamiento de GLP a medida y un servicio de abastecimiento basado en su consumo, cumpliendo con la legislación local.