Jump menu

Main content |  back to top


El Gas Licuado de Petróleo (GLP) es un combustible limpio que combustiona muy eficientemente. Es una fuente de energía segura y confiable, perfecta para el uso hogareño o comercial. Por ser portátil y de gran flexibilidad de uso es posible utilizarlo en una amplia variedad de aplicaciones.

El GLP se utiliza para calefaccionar ambientes, generar agua caliente, cocinar y en aparatos de aire acondicionado, en procesos industriales y tareas agrícolas y para el funcionamiento de vehículos y utilitarios.

Shell brinda servicios a diversos negocios del mundo entero. Aprovechamos la especialización adquirida a nivel global para ofrecer soluciones adaptadas a cada lugar. Nos llena de orgullo poder decir que ofrecemos un trabajo profesional con expertos en el área técnica, de distribución y logística con los más altos estándares de seguridad. 

Si usted representa a una empresa o es cliente residencial, Shell le ayudará a adoptar la alternativa de energía más adecuada.