Jump menu

Main content |  back to top

Solventes hidrocarbonados, de bajo contenido en aromáticos y oxigenados (industria de la pintura y diluyentes, adhesivos, ceras y productos del hogar)

Alcoholes etoxilados (detergentes industriales y hogareños, polvos de lavar de baja espuma y desengrasantes biodegradables)

Polioles (colchones, tapicería industrial y hogareña)

PET (envases de gaseosas, mayonesas y aceites)

Líquidos para frenos (industria automotriz)

Son múltiples los ejemplos de productos de la vida cotidiana, que llevan las marcas registradas por Shell.