Jump menu

Main content |  back to top

Con independencia de que un motor se utilice en un entorno caluroso, frío, inclinado, polvoriento, fangoso o durante periodos prolongados, debe saber que el lubricante lo protegerá en todos los casos. 

La protección activa de los lubricantes Shell Rimula para motores diésel de uso intenso actúa sin descanso en tres áreas críticas:

  1. Control de los ácidos: el uso de aditivos probados ayuda a proteger frente a la corrosión de los ácidos formados en la combustión.
  2. Control de los depósitos: contribuye a mantener limpio el motor para obtener un rendimiento homogéneo y una vida útil larga.
  3. Control del desgaste: mantiene las superficies móviles metálicas del motor separadas para lograr una vida más larga del motor.

Shell Rimula R2 Extra Multi

El rendimiento de Shell Rimula R2 Extra con turboalimentación protege frente a ácidos/corrosión, suc

El rendimiento de Shell Rimula R2 Extra con turboalimentación protege frente a ácidos/corrosión, suciedad/depósitos y desgaste.

El aceite con protección activa Shell Rimula R2 Extra Multi se sirve de combinaciones ya probadas de aditivos que se adaptan al motor, arrastrando la suciedad y manteniéndolo limpio. En respuesta a las necesidades del motor, el lubricante libera su fuerza protectora cuando se requiere, para garantizar una protección fiable y uniforme contra los depósitos y el desgaste, sin dejar de resistir el espesamiento causado por el calor. Shell Rimula R2 Extra Multi, que está aprobado por importantes fabricantes de motores, es adecuado para su uso en motores sometidos a uso intenso, incluso los turboalimentados.

Capacidad de protección
Shell Rimula R2 Extra Multi aporta la protección adicional contra los depósitos que resulta necesaria en motores diésel de uso intenso, turboalimentados o no.

Shell Rimula R2 Extra Multi 15W-40 cumple los requisitos de las especificaciones ampliadas.

Shell Rimula R2 Extra Multi 15W-40 cumple los requisitos de las especificaciones ampliadas.

Control adicional de los depósitos
Para hacer posible la protección adicional que necesitan los motores de gran potencia o turboalimentados, Shell Rimula R2 Extra Multi contiene hasta un 20% más de aditivos de control activo de los depósitos que muchos aceites básicos, como los que cumplen API CF-4. Este rendimiento queda demostrado al superar las pruebas que requieren importantes fabricantes de motores, como Mercedes-Benz, MAN y Volvo.

Shell Rimula R2 Extra Multi ofrece más que un lubricante API CF-4 de calidad básica.

Shell Rimula R2 Extra Multi ofrece más que un lubricante API CF-4 de calidad básica.

¿Debería utilizar usted Shell Rimula R2 Extra Multi?

  • Este lubricante consigue una protección sólida frente a la formación de depósitos en muchos motores turboalimentados (de Mercedes-Benz, Volvo y otros fabricantes) que alcanzan temperaturas y potencias mayores que motores no turboalimentados. Resulta ideal para el transporte de corto y largo recorrido.
  • Es apropiado para autobuses o autocares de uso intenso con motores turboalimentados antiguos o que funcionan a temperaturas elevadas. Cuenta con la aprobación de importantes fabricantes de autobuses, como Mercedes-Benz, MAN y Volvo.
  • Ofrece una protección versátil de alto rendimiento para muchos usos agrícolas, incluidos los motores turboalimentados de gran potencia.

Cómo utilizar los lubricantes R2 Extra Multi de forma segura
Siempre que los lubricantes Shell Rimula R2 Extra se utilicen correctamente en las aplicaciones recomendadas, es improbable que presenten riesgos significativos para la salud o la seguridad. No obstante, debe evitar el contacto con la piel y utilizar guantes impermeables para manipular el lubricante usado. En caso de que el lubricante entre en contacto con la piel, lávese inmediatamente con agua y jabón. Para deshacerse del lubricante usado, llévelo a un punto de recogida autorizado. No lo vierta en la tierra, en desagües ni en el agua.

Herramientas de página