Jump menu

Main content |  back to top

Buenos Aires, septiembre de 2014.- Shell Argentina conmemora el 10 de septiembre de 2014 un siglo de trabajo e inversión en el país y honra la trayectoria que la consolidó como una de las empresas más importantes de la República Argentina. 

Cuenta hoy con una red de 623 Estaciones de Servicio de su bandera que comercializa los mejores combustibles para motores disponibles en el mercado local y una amplia gama de lubricantes, combustibles industriales y otros derivados del petróleo en sus distintos canales de venta.

 

Entre sus más recientes e importantes inversiones se destaca que, en 2012, Shell sumó la exploración de yacimientos no convencionales de petróleo crudo y gas en la Cuenca Neuquina.

Esto contempla la adquisición de derechos de exploración y operación en los bloques de Águila Mora, Sierras Blancas y Cruz de Lorena, así como participaciones no operadas en los bloques La Escalonada y Rincón la Ceniza.

 

Asimismo, la empresa reforzó su compromiso con el desarrollo del país, perfeccionando sus programas sociales.  Con el objeto de promover la cultura y el arte en las nuevas generaciones, desde 1991, Shell Argentina organiza junto a Festivales Musicales de Buenos Aires los Concursos Bienales Juveniles. Desde el año 2003, la compañía lleva adelante el programa Creando Vínculos, que apoya proyectos participativos y organizaciones sociales de la localidad de Avellaneda. Además, se destaca el programa Desafío Joven, organizado con la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), que busca fomentar en los jóvenes el espíritu emprendedor y guiarlos en el proceso de transformar una idea en un Plan de Negocios.

 

Siguiendo con la exitosa gestión ambiental desarrollada en los años precedentes, la Refinería Buenos Aires fue la primera en Argentina en implementar inversiones de última generación para el control tanto de sus efluentes líquidos como de sus emisiones gaseosas. Entre estas inversiones, se destacan la Planta Integral de Tratamiento de Efluentes Líquidos, que incluye el tratamiento de las aguas pluviales, y la Unidad de Recuperación de Vapores (VRU).

En estos100 años de operación continua en el país, Shell abrió sus puertas a los argentinos a lo largo y ancho de todo el país, y contribuyó a construir su futuro basando su actividad en firmes valores y principios de negocios, ofreciendo productos de la más alta calidad y excelencia”, indicó el Ing. Juan José Aranguren, presidente de Shell Argentina. “Desde hace un siglo somos parte de nuestra Argentina y, respecto del futuro, lo vamos a emprender con una marca de muy alto nivel de aceptación en el mercado nacional y con el mejor de los recursos, nuestra gente”, recalcó.

 

100 AÑOS DE HISTORIA

 

1914: llegó el buque petrolero más grande del mundo a la Argentina con una carga de fuel oil y asfalto mexicanos enviados por la Royal Dutch Shell a su primer representante en el país, la Anglo Mexican Petroleum Products Co., con sede en Buenos Aires. 

1917: Shell comenzó a explorar su primera concesión en la cuenca del Golfo San Jorge, Comodoro Rivadavia.

1920: empezó la comercialización de diesel oil en tambores de 800 litros y envíos al interior.

1921: comenzó la importación de nafta y kerosene, y a su vez se inició la  exploración del Yacimiento Diadema, a 27 kilómetros de Comodoro Rivadavia.

1922: Shell lanza su primera marca de nafta, “Energina”;  inaugura los primeros surtidores “Little Junior”; y vende en todo el país el kerosene “Aurora” a domicilio.

1923: se inauguró el depósito de Casa Amarilla en el barrio de La Boca, que recibía vagones tanque desde Dock Sud.

1924: ante el descubrimiento de petróleo en el yacimiento, Diadema Argentina (Shell en ese entonces) contrató como agente marítimo a Estrella Marítima S.A. de Navegación.

1929: se construyó la Planta Sola de lubricantes en Barracas y se inauguró la primera estación de servicio, en la esquina de Libertador y Corrientes, Olivos.

1931: se inauguró la refinería de Dock Sud, procesando una carga de mil toneladas diarias de crudo.

1938-1943: la empresa estrenó el servicio de abastecimiento de combustible de aviación y comenzó a ampliar la planta de Dock Sud.

1946: Shell abrió su estación de abastecimiento en la terminal de Morón, principal aeropuerto de Buenos Aires; e inauguró otra en la Dársena F del puerto de Buenos Aires, especialmente adaptada a los hidroaviones.

1947: Shell produjo el primer combustible especial para motores a turbina, con el que abasteció la primera escuadrilla de jets de la Fuerza Aérea Argentina. El mismo año comenzaron las ventas de gas licuado para Gas del Estado.

1962: Shell dejó de importar diferentes crudos para combustibles y lubricantes, la demanda local se comenzó a abastecer con productos nacionales y se comenzaba a exportar combustible al Paraguay.

1969: se estrenó el primer minimercado en  estaciones de servicio.

1973: se vendió el yacimiento Diadema, que produjo en total 21 millones de metros cúbicos de petróleo con 676 pozos activos.

1975-1977: todas las bocas de expendio de combustible fueron nacionalizados y pasaron a depender de YPF. Shell se concentró en la refinación.

1984: Shell lanzó los primeros envases plásticos para lubricantes y en 1986 estrenó la primera estación de servicio de Gas Natural Comprimido privada. Al año siguiente se produjo una revolución en el mercado de lubricantes, con el lanzamiento de Shell Helix.

1994-2004: la refinería Dock Sud inauguró unidades de tratamiento de efluentes líquidos, de reducción de dióxido de azufre y aguas agrias para atender los criterios auto impuestos de protección ambiental.

1996: se certificó la norma ISO 14.001 en Planta Sola y se inauguró la nueva línea de envasado automática de lubricantes de 1, 4 y 20 litros.

1997: Shell ingresa en el mercado de Gas Licuado de Petróleo.

1999: se lanza al mercado el combustible premium Shell V-Power, para vehículos a nafta.

2008: se lanza al mercado el combustibles premium Shell V-Power diésel.

2011: Shell Gas automatiza todas sus plantas industriales, permitiéndole incrementar en un 30% su capacidad operativa.

2012: Shell emprende un proyecto para la exploración y explotación de yacimientos no convencionales de petróleo crudo y gas en la Cuenca Neuquina. Se presenta en el mercado las nuevas formulaciones de combustibles premium para motores Shell V-Power Nitro+ (nafta & diésel).

2014: Shell Helix presenta su nueva tecnología PurePlus para aceites sintéticos, con bases lubricantes obtenidas a partir de gas que aseguran la máxima pureza.

Más información en: http://www.shell.com.ar/100